La venta de muebles crece en España por cuarto año consecutivo

Exportamos más: 4 de cada 10 muebles se venden fuera de España

​En España se vendieron muebles por valor de 4.364 millones de euros en 2017, un 3,2% más que el año anterior, según el último informe de AIDIMME, el Instituto Tecnológico Metalmecánico, Mueble, Madera, Embalaje y Afines. Este crecimiento continúa la senda que comenzó hace cuatro años. 


Las ventas de muebles han crecido un 17,4% desde 2013, con destacados avances interanuales en trimestres concretos, como el último trimestre de 2017, que cerró con un crecimiento de un 8,4%, tras una primera mitad de ejercicio con subidas mucho más modestas, según el Observatorio del Mueble, institución dependiente de AIDIMME. También continúan creciendo las exportaciones, por octavo año consecutivo, hasta alcanzar los 1.885 millones de euros en 2017, un 43,2% de la producción de mobiliario española. Las importaciones siguen siendo superiores a las exportaciones de mobiliario. 


NÚMERO DE EMPRESAS 

En relación al número de empresas, es el indicador que continúa a la baja, según el informe de AIDIMME, que señala que disminuyó en 2017 un 1,87% y que este recorte afectó sobre todo a las microempresas y más aún a las de menos de 5 trabajadores, con una caída del 4%. Según explica Rafael Porcar, analista de mercados de AIDIMME, la disminución en el número de empresas ya no se debe a una crisis general del sector, sino a casos particulares con modelos de negocio poco competitivos. Porcar subraya además que en 2017 se observó un crecimiento considerable en todos los tramos de empresas a partir de 6 trabajadores, "impulsado por el dinamismo actual del mercado".

El 3% de las empresas fabricantes factura el 44%

Según AIDIMME, la estructura de la industria del mueble en España continúa siendo robusta, formada por 6.775 empresas que dan empleo a 60.767 profesionales directos. 


Algo más de la mitad de la industria está localizada en las regiones mediterráneas (Andalucía, Región de Murcia, Comunidad Valenciana y Cataluña). Estas regiones concentran el 51,6% de los ingresos de explotación de los fabricantes. Sobre el total de facturación (4.364 millones de euros) sólo un 3% de las empresas acaparan un 44% de las ventas.